31 julio 2006

¿qué opinas de este artículo?

Le compartiré un espacio a Azael.

'Webspejito: ¿Estoy bonito?'


Crece en jóvenes el gusto por exhibirse en internet

Azael Rodríguez

Monterrey, México (29 julio 2006).- Olvídate de abrumar al peinador todas las mañanas con la cantaleta de "espejito, espejito", el ego ahora se pasea en la red, a través del monitor de la computadora.

¿No lo crees?

En un sondeo realizado por el Pew Research Center, el 37 por ciento de 233 bloggers consultados aseguró que su vida y experiencias son el tema principal de su blog.

Ellos forman parte de los 12 millones de bloggers estimados en Estados Unidos por el mismo centro, que también asegura que el 39 por ciento de quienes tienen acceso a la red, cerca de 57 millones de cibernautas, acostumbran leer estos sitios
personales.

Además, una mirada somera en la red te llevará a constatar la creciente tendencia de los ego-blogs, páginas que los jóvenes dedican a postear sus fotos con la finalidad de ganar elogios de los cibernautas, conocidos o no.

Un claro ejemplo es la página www.fotolog.com/underpix, en donde un chico brasileño ha subido más de 400 fotos durante el último año, y sólo en cinco no aparece él.

A diario recibe cientos de comentarios, sobre todo de chicas que elogian su imagen.

"Qué bello eres", "soñé con vos, de veras te infiltraste en mis sueños", o "sos hermoso", postean sus admiradoras
de todas partes del mundo.

Aparte de los ego-blogs, ya son cientos las páginas en las que puedes subir tu foto para que otros califiquen tu belleza, y la web precursora de esta idea, hotornot.com, cuenta con miles de usuarios registrados.

Podría parecer que quienes someten su imagen a juicio ante millones de cibernautas poseen una autoestima muy elevada, pero el psicólogo social Jesús Castillo considera que es todo lo contrario.

"Por lo general son personas que requieren una reafirmación, y se valen de la belleza porque socialmente existe el estereotipo de que las personas atractivas son inteligentes
y buenas".

Para la socióloga Laura Charles, esta manifestación del ego también indica un cambio en la búsqueda de satisfactores en la sociedad, basados en la estética, debido a la dificultad de sobresalir de otra manera.

"Se trata de ser aceptado en una sociedad que ahora valora la belleza, sobre todo los jóvenes, antes se valoraba un trabajo estable, duradero, y ahora ante las pocas expectativas de éxito profesional, se busca por otro lado".

Pero pocos admitirán haber expuesto su imagen en la red para recibir muestras de halago o admiración, dice Castillo, y si les dices que son unos egocéntricos
probablemente se molesten, como un mecanismo para ocultar su necesidad de aceptación.

"A nadie le gusta ser descubierto", expresa el también catedrático de la UDEM, "es difícil aceptar que requiere de la confirmación de otros para mejorar su autoestima".

El psiquiatra Rolando de León explica que los adolescentes son especialmente susceptibles a la opinión de los demás, pues los cambios hormonales y sociales por los que atraviesan les hacen sentir inseguros.

"En el blog se atreve a mostrarse a sí mismo ante los demás, a decir 'véanme, este soy yo', busca reafirmarse, dice 'firmen mi
blog', como diciendo 'confírmenme que soy igual a todos, que soy normal, que tengo un lugar'".

Según el psicólogo Abraham Maslow, entre las necesidades más apremiantes del ser humano están la aceptación y la autoestima.
¿Quién eres en la red?

Otra forma de "cibernarcisismo" es el llamado ego-surfing, que consiste en utilizar herramientas de búsqueda, como Google o Yahoo, para averiguar en cuántas páginas se menciona tu nombre.

Castillo considera que, al no involucrar tu imagen física, esto se podría considerar como un narcisismo un poco más intelectual o de relevancia
social.

"Dicen que si pones tu nombre en Google y no aparece ningún link tuyo, no existes", comentó al respecto una blogger de la ciudad de México.

Incluso existe la página http://w1.egosurf.org, donde puedes calcular tus "egopuntos", es decir, el número de páginas que contienen una liga a tus webs; ahí, por ejemplo, Bill Gates está entre los 50 más buscados con 6 mil 723 puntos.

Esta práctica, aunque no está exenta de su toque de vanidad, también tiene un lado útil, asegura el periodista Patrick Dent en la página ojr.org (Online Journalism Review).

"Si eres un profesional de la red, ya sea
un instructor on line, periodista, desarrollador web o vendedor, deberías estar consciente de tu presencia en la red. Y quizá más importante, de la existencia de tocayos", dice Dent.

Imagina que estás buscando un trabajo y tus posibles empleadores buscan referencias a tu nombre en internet, podrían toparse con un homónimo con mala reputación y asumir que se trata de ti, así haya un millón de "Juan Pérez" en el ciberespacio.

Otra utilidad del ego-surfing es detectar si alguien se está aprovechando de tu propiedad intelectual, algo muy común en la red, en donde para algunos inescrupulosos es muy fácil copiar y
pegar textos e imágenes y hacer uso de ellos sin siquiera darte crédito, mucho menos ganancias.

"Además, como periodista, me preocupa dónde y cómo soy citado", comenta Dent.

Aunque pueda ser divertido compartir imágenes y datos personales con gente desconocida y que vive en otros lugares del mundo, el "webspejito" tiene un lado oscuro, sobre todo, para los niños y adolescentes.

Y es que en internet hay también cibernautas que pueden abusar de este exceso de confianza.
Hora de publicación: 21:53

4 comentarios:

  1. Por si les interesa mi opinión, yo creo que este tipo tiene en parte razón y en parte no. Razón tiene en los hechos: exceso de confianzas en los bloggs, exceso de bloggs, etc. No estoy de acuerdo, por otro lado, en sus opiniones...
    saludos
    oscar

    ResponderEliminar
  2. por favor enviame un escaneado de ese articulo o la pagina del diario
    un amigo mio salio en ese articulo
    saludos
    daniela

    ResponderEliminar
  3. hola ojala me pudieras enviarme el articulo
    mi amigo salio en ese diario

    atte Daniela XD

    ResponderEliminar
  4. Daniela,
    Lo siento pero no puedo tener acceso a la versión impresa de ese artículo sino sólo al texto.
    Por lo demás, puedes entrar a www.elnorte.com y buscar si allí te pueden resolver.
    muchas gracias
    oscar

    ResponderEliminar