28 diciembre 2006

lentes de contacto

Buena idea: ¡lentes de contacto!

Amanecí así un día.
¿Por qué no?
A. Todo mundo los usa.
B. Son más prácticos.
C. Uno se ve mejor (según dicen).
D. Es sencillo usarlos.
Por tanto: conviene.

Bien: vamos a comprarlos. Pero: ¿dónde?
1. DEVLYN es la opción más conocida.
2. Quedo conmovido con el buen trato al cliente: ¡me los llevo!
3. Llego a mi casa.
4. 1 hora en ponérmelos por primera vez.
5. El izquierdo se siente chistoso.
6. Me los quito (45 min. más).

Siguiente día:
1. Me los vuelvo a poner.
2. Ahora el derecho se siente raro.
3. Retiro el derecho.
4. ¡Absurdo! Está roto.
5. Retiro los dos y vuelvo a los lentes convencionales.
6. Todo el día lleva doliendo el ojo.

Conclusión.
1. Malditos lentes de contacto.
2. No es nada sencillo usarlos.
3. Es absurdo. No te ves mejor o peor.
4. Es absurdo pensar que usar lentes de contacto es bueno.
5. Jodé

2 comentarios:

  1. Por eso no uso lentes aunque debería de ir a checarme los ojos, creo que me estoy quedando cegatón.

    ResponderEliminar
  2. blogger chiefdiciembre 31, 2006

    no se vale hacer despublicidad en estos sitiops

    ResponderEliminar