27 mayo 2006

relatos de un alma desconsolada

"Y ésta es la historia, pongan atención, de cómo mi vida se transformó,
cambié de arriba a abajo como nunca pensé y llegué a ser príncipe de todo
Bel-Air"
(El Príncipe del Rap, the show, 90's)

La historia es la siguiente:

Era un día de calor y humedad: 50 grados "sensoriales".

Entonces encendí el ordenador portátil y me puse a trabajar. Abrí un programa y otro; escuchaba música de Coldplay. De pronto, el ordenador se detuvo; se congeló -ironía-.

Y sucedió después que el disco duro se descalibró y terminó tronándose.

¡Mil trescientas cincuenta y tres horas de trabajo de estudios filosóficos; ochocientas de trabajos BI; un millón cuatrocientas cincuenta mil de fotos; chorroscientos millones de canciones!..........

TODO...

No les recomiendo que confíen ciegamente en estas "innovadoras" máquinas que ahora nos dominan: no son tan "para-siempre".

Ah, la "efimerez"!

Ah, lo "frenesí"!

5 comentarios:

  1. pobre de ti , jajajajaj

    ResponderEliminar
  2. me paso lo mismo,
    no hay cosa peor.

    ResponderEliminar
  3. Your are Excellent. And so is your site! Keep up the good work. Bookmarked.
    »

    ResponderEliminar
  4. Your website has a useful information for beginners like me.
    »

    ResponderEliminar
  5. I find some information here.

    ResponderEliminar